Tel: 91 798 46 45 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

Historia de la limpieza textil

Historia de la limpieza textil

Algo que todos deseamos y queremos es vernos bien pulcros y aseados. Esto, en ocasiones, se consigue gracias a la ayuda de alguna tintorería a domicilio en Madrid centro que nos hace sentirnos en la gloria cuando tenemos algún problema con cualquier tipo de mancha que se nos pueda llegar a resistir.

Todos somos conscientes de la importancia de la buena imagen que debemos tener para con la sociedad en el día a día y, a veces, una pequeña mancha a la que no podemos ponerle solución nos hace tener quebraderos de cabeza que no serían tales si eligiéramos una buena tintorería a domicilio en Madrid centro, ya que los profesionales pueden ayudarnos a combatir la suciedad de diferentes tipos con métodos que a nosotros no se nos ocurren o, simplemente, no tenemos conocimientos de ellos.

Desde los tiempos clásicos, antes de la erupción del Vesubio, el ser humano ha ido avanzando en la industria de la limpieza textil. Claro está que en aquella época todo se hacía a mano y se utilizaban productos más agresivos con la ropa. Y es una industria que no tuvo grandes cambios durante, al menos, dieciocho siglos, cuando apareció por primera vez la trementina, a la que se le unió a mitad del siglo diecinueve el benceno y el queroseno para quitar las peores manchas de aceites y grasas.

Aunque parezca mentira, a finales del siglo diecinueve, se comenzó a usar como solvente en seco la gasolina, que se popularizó mucho entre los tintoreros. Y hoy en día, los productos de limpieza de nuestras prendas y textiles están fabricados con derivados de todos ellos.

Los servicios de limpieza de todo tipo de textiles los incluimos en Tintorería Belina, donde contamos con unos estupendos precios, unos grandes profesionales y un buen servicio a domicilio del que puedes aprovecharte en cualquier momento.

haz clic para copiar mailmail copiado